¿Sabías que hemos pasado de un consumo de azúcar de 3-5 Kg al año por persona en el siglo XVIII a 70 kg por persona por año en la actualidad?.

No se si te haces una idea de la cantidad pero es una barbaridad.

Lo curioso es que cuando pregunto a mis clientas cuánto azúcar consumen la respuesta es poco.

Y esto es así porque sólo piensan en el azúcar que ponen en el café, en el yogur, en la infusión, …

Vamos que es el azúcar del que son consciente que toman.

Pero, ¿y el azúcar de los productos procesados?

Esto es interesante, el 75/% del consumo de azúcar viene de todos los productos procesados como los cereales de desayuno, los refrescos, la bollería, …

Y ahora que sabes esto, ¿sabrías decirme cuánto azúcar consumes?.

Te animo a que la próxima vez que vayas al supermercado te conviertas en detective y mires el etiquetado de todo aquello que compres.

La lista de ingredientes va en orden decreciente de peso , es decir el primer ingrediente es del qué mas cantidad contiene.

Ahora bien, ten cuidado porque el azúcar es como el lobo con piel de oveja, esta disfrazado.

Normalmente la terminación en –OSA es sinónimo de azúcar, con lo que puedes encontrar alguno de estos nombres:

  • Fructosa
  • Dextrosa
  • Glucosa
  • Jarabe de fructosa
  • Maltosa
  • Sacarosa

Además te vas a asombrar de la cantidad de productos que tienen azúcar y ni te lo imaginabas.

También mira la cantidad de azúcar que hay en 100 g del producto.

Para que sea bajo en azúcar tiene que tener menos de 5 g por cada 100g.

Y por favor, huye de lo light.

Light solo quiere decir que contiene un 30% menos de energía que el producto original.

Si le quitan grasa algo tendrán que añadir para que sea palatable.

Y ¿qué es lo que ponen?

Efectivamente, azúcar.

Si no me crees mira el etiquetado y te sorprenderás.

En algunos de los yogures light que he mirado tienen la cantidad de azúcar equivalente a una cucharada sopera.

Y todo este exceso de azúcar además de estar asociado a diferentes enfermedades genera adicción.

Has leido bien, el azúcar es adictivo, produce placer y activa el centro de recompensa del cerebro.

Así que con tanta sobrecarga acabas teniendo un cerebro dulce que cada vez te pide más y más azúcar.

Como seguramente después de estas festividades tengas una sobredosis de dulce, te invito a participar en el Desafío 5 Días Sin Azúcar que empieza el 16 de enero.

El desafío es GRATIS lo único que es necesario es tu compromiso y tu ganas de hacerlo.

 

Desafio Azucar
Pincha aquí para apuntarte