¿Cuántas veces has sentido tu tripa hinchada como si fuese un balón?.

La hinchazón abdominal es una distensión del estómago o del intestino debido a un exceso de aire o de gases. Aunque el tipo de alimentación es una de las causas de la hinchazón abdominal, no es la única.

Hay personas que tienen una dieta sana y equilibrada y aún así se sienten hinchadas.

Esta hinchazón puede producir dolor, pesadez e incomodidad que en muchas ocasiones puede repercutir en nuestro día a día.

Causas de la hinchazón

  • Alteración de la microbiota intestinal: el equilibrio de las bacterias que colonizan el intestino se puede ver alterado por una mala alimentación, consumo de ciertos fármacos (ej. antibióticos), intolerancias alimentarias, estrés, …
  • Estreñimiento: no ir al baño todos los días no es algo normal. Habría que ir al menos una vez al día, cuando esto no sucede se puede producir inflamación y gases. Las heces proporcionan mucha información sobre nuestra salud,  este artículo te puede resultar útil para para saber cómo es tu digestión.
  • Estrés: afecta directamente a la digestión ya que se produce menos ácido en el estómago, menos enzimas digestivas y además afecta a la integridad del intestino.
  • Exceso de alimentos flatulentos: en su mayor parte son aquellos que tienen un elevado contenido en fibra. Al fermentarse en el intestino grueso producen gases inodoros. Los hidratos de carbono mal digeridos así como el sorbitol (edulcorante) también son fuente de gases.
  • Falta de masticación: comer rápido por estar ansiosa o estresada provoca que tragues aire a la hora de comer haciendo que el estómago se hinche. Además al no masticar no se produce la primera etapa de la digestión, ya que no das tiempo a que la enzimas de la saliva se mezclen con el alimento y empiecen a descomponerlo.
  • Trastornos digestivos: como intolerancias a la lactosa o fructosa, enfermedad celíaca, gastritis, síndrome del intestino irritable, …

Remedios para mejorar la hinchazón:

  • Estar en un estado relajado y calmado a la hora de comer: es importante que predomine el sistema nervioso parasimpático que es el encargado de todo el proceso digestivo de manera que no se inhiban las secreciones digestivas. Existe una relación directa entre cómo son las digestiones y cómo está nuestro estado de ánimo a la hora de comer.
  • Masticar: la digestión comienza en la boca, ahí es donde se empiezan a digerir los hidratos de carbono. Si esto no sucede van a llegar parcialmente digeridos al intestino grueso, donde fermentarán produciendo gases.
  • Evitar comer demasiada cantidad
  • Evitar comer dulces de postre
  • Consumo de fruta y verduras cocidas
  • Cuidar la microbiota: introduce alimentos probióticos y prebióticos. Para más información pincha aquí.
  • Tomar especias y hierbas carminativas: como el hinojo, anís estrellado, comino y jengibre.
  • Bedida de té kukicha + kuzu + umeboshi: pincha aquí para ver su elaboración.
  • Ejercicios de yogaEn este enlace encontrarás un ejercicio para favorecer la digestión.

En el vídeo de hoy te muestro una infusión para restablecer la salud intestinal.

Si no quieres perderte ninguno de mis vídeos suscríbete a mi canal de youtube.