La digestión nos mantiene vivos, nos aporta energía así como el material necesario para crear nuevas células y nuevos tejidos. Por ello es tan importante saber cómo mejorar la digestión.

El tubo digestivo nos atraviesa de arriba a abajo, va desde la boca hasta el ano y es la puerta de entrada a nuestro organismo.

La digestión esta compuesta por 3 fases:

★ Fase cefálica: los alimentos son triturados por los dientes lo que permite a las enzimas de la saliva comenzar con la digestión de los hidratos de carbono.

En esta fase se produce el bolo alimentario que al tragar recorrerá el esófago hasta llegar al estómago.

★ Fase gástrica: el estómago tiene una capacidad de hasta 4 litros y la mucosa que lo recubre se renueva cada 5 -6 días. Una comida líquida puede estar en el estómago entre 1 y 2 horas, mientras que una comida sólida se vacía entre 2-3 horas.

Cuando se consumen solos, los hidratos de carbono son los primeros que salen del estómago, seguidos de las proteínas, las grasas y los alimentos con fibra.

Aquí es donde comienza la digestión de las proteínas, el ácido del estómago hace que el pH disminuya hasta 2, de esta manera se activa la pepsina (enzima que digiere las proteínas) y se matan a las bacterias patógenas.

El bolo al pasar por el estómago se convierte en quimo que irá entrando en el intestino delgado en pulsaciones de pequeñas porciones.

★ Fase intestinal: mediante movimiento peristálticos el quimo irá entrando en duodeno que es la primera porción del intestino delgado.

Gracias a las enzimas producidas en el páncreas y el hígado el quimo se va descomponiendo hasta volverse líquido.

Estas enzimas son:

    • Amilasas, encargada de convertir los hidratos de carbono en azúcar
    • Lipasas, digiere las grasas hasta ácidos grasos y glicerol
    • Proteasas, encargadas de digerir las proteínas y convertirlas en aminoácidos

Además las sales biliares facilitan la digestión y la absorción de los lípidos, colesterol y vitaminas liposolubles (A, D, E y K).

En el yeyuno y en el ileón (las dos otras porciones del intestino delgado) es donde se produce la mayor parte de la absorción.

Lo que no se ha absorbido pasará al intestino grueso a través de la válvula ileocecal. En el colón se absorbe el agua que queda y se generan las heces.

El proceso digestivo puede tardar entre 24 y 72 horas, dependiendo de la persona, de los alimentos ingeridos y del estado emocional.

Una mala digestión puede producir gases, hinchazón, pesadez, …

3 factores que influyen en la digestión:

1- la masticación: la digestión comienza en la boca por eso hay que masticar bien los alimentos.

2- el estrés: existe una estrecha relación entre el cerebro y el intestino. El estrés afecta a la digestión y a la salud intestinal promoviendo la permeabilidad intestinal.

3- la microbiota intestinal: es el conjunto de bacterias, virus y hongos que colonizan el intestino y participan el la digestión y absorción de los nutrientes. Para que todo funcione bien tiene que haber un equilibrio entre ellas.

Hormonas que influyen en la digestión:

  • Gastrina, estimula la secreción de ácido clorhídrico y pepsinógeno (precursor de la pepsina que es la encargada de digerir las proteínas)
  • Colescistoquinina, estimula la secreción de las enzimas pancreáticas
  • Motilina, incrementa la actividda gástrica e intestinal
  • Peptido inhibidor gástrico, inhibe la secreción de ácido y estimula la producción de insulina
  • Grelina, conocida como la hormona del hambre
  • Leptina, disminuye el apetito
  • PYY, la hormona antihambre, es la que controla la sensación de saciedad. Inhibe la motilidad gástrica e incrementa la absorción de agua.

Cómo saber si tengo una buena digestión:

A parte de los síntomas que te he dicho antes las heces te dan mucha información sobre tu salud intestinal y tu digestión.

Aunque no sea lo más común mi recomendación es que te des la vuelta cada vez que vas al baño y observes que es lo que has depositado.

Para saber qué es lo que dicen las heces sobre tu salud pincha aquí.

Alimentos que promueven una buena digestión:

  • Fermentados: yogur, kefir, kombucha, chucrut, …
  • Caldo del huesos
  • Alimentos que aportan :
    • pectinas: zanahoria, kiwi, uvas, pomelo, plátano, limón, naranja, manzana y cerezas
    • betaglucanos: avena y cebada
    • polifenoles: frutos rojos, cacao puro, té verde, miel cruda y especias
    • mucilagos: semillas de lino, chía y algas pardas (wakame, kombu, …)
    • almidón resistente: patata, boniato y plátano. Para que se genere ese tipo de fibra tienes que cocinar los alimentos y luego enfriarlos en la nevera

Dale al play para saber más sobre cómo mejorar la digestión.

Si no quieres perderte ninguno de mis vídeos suscríbete a mi canal de youtube.