Para descubrir cómo y cuándo meditar tienes que saber que existen muchas técnicas diferentes para meditar.

Hoy voy a enseñarte por qué es bueno meditar y las técnicas que a mi me han dado mejores resultados para que tú elijas la que mejor se adapte a lo que necesites.

Quiero que sepas cómo respirar para meditar y cómo ser consciente de mis emociones cuando medito, porque hay varias formas de meditar para principiantes y hoy te las voy a compartir.

El objetivo de la meditación es aprender a observar tus pensamientos, sensaciones y emociones sin reaccionar ante estos estímulos, para desarrollar un mejor control mental.

No existe una única forma correcta de meditar.

Debes encontrar la práctica que mejor encaje con tu estilo de vida y tu personalidad.

¿Cómo aprender a meditar?

Existen tres formas de llevar a cabo esta práctica:

CONSEJO #1 ATENCIÓN A LA RESPIRACIÓN

Sólo debes concentrarte en tu respiración. Siente cómo tu pecho se expande cuando inhalas y cómo se contrae cuando exhalas. Si te ayuda, puedes imaginarte el aire entrando en tu cuerpo de un color y de otro color cuando lo expulsas.

CONSEJO #2 ATENCIÓN A UN OBJETO EXTERNO

Consiste en centrar toda tu atención en un objeto al que puedas contemplar en calma, sin que te provoque ni despierte curiosidad o interés. Cuando aparezca un pensamiento que te distraiga, debes ignorarlo y volver a dirigir toda tu atención al objeto.

CONSEJO #3 ATENCIÓN A TU CUERPO

Se trata básicamente de recorrer mentalmente todo tu cuerpo, de la cabeza a los pies, o al revés, deteniéndote en cada una de las partes que lo forman.

CONSEJO #4 POSTURA

Puedes meditar tumbada en el suelo, apoyando la cabeza sobre una almohada, sentada en una silla o sobre una cama. Escoge la postura en la que te sientas más cómoda.

CONSEJO #5 DURACIÓN

Muchas personas creen que no pueden meditar porque no disponen de tiempo suficiente pero eso es sólo una excusa, pues la duración de la meditación la decides tú.

CONSEJO #6 ¿CUÁNDO MEDITAR?

Según el momento del día en el que decidas practicar la meditación podrá servirte para liberarte del estrés y de la ansiedad, para mejorar tu estado de ánimo, para que recuperes tu fuerza y tu vitalidad o para ayudarte a descansar mejor. Hay distintos momentos del día en los que puedes realizar una meditación: meditar a primera hora de la mañana, al mediodía, por la tarde o después del trabajo o antes de dormir.

En el vídeo te cuento más, así que ¡dale al play!

También te pueden interesar estos vídeos con meditaciones de Kundalini Yoga:

1- Meditación para un intestino feliz

2- Meditación para el primer chakra

3- Meditación Kirtan kriya

Si no quieres perderte ninguno de mis vídeos suscríbete a mi canal de youtube.