¿Cuántas veces te quejas al día?.

Apuesto a que unas cuantas, así que mi recomendación es que no te quejes.

La queja no sirve para nada sólo para confundirte y meterte en un bucle en el que normalmente adoptas el papel de víctima.

Además normalmente te quejas a aquellas personas que no están implicadas, es cómo un desahogo totalmente improductivo porque no consigues llegar a ninguna solución.

Para realmente solventar el problema tendrías que dirigir la queja a la persona que pueda hacer algo y esto pocas veces lo haces.

Además se ha convertido en algo natural y normal.

En general nos quejamos del tiempo, de la vecina, del jefe, de los hijos, …, vamos que no se libra ni el tato.

Deja de practicar la queja porque lo único que consigues es eludir tu responsabilidad.

Una manera de saber cuántas veces te has quejado a lo largo del día es teniendo un puñado de garbanzos en el bolsillo izquierdo y por cada queja metes un garbanzo al bolsillo derecho.

Pero a lo que realmente te animo es a practicar una semana sin quejas, si te descubres quejándote empiezas de nuevo.

Si algo no te gusta busca la manera de cambiarlo, actúa pero no te quejes.

Esto te lleva a vivir en el presente, tienes que ser consciente del ahora para captar esos momentos de queja y decir basta.

Como ves matas dos pájaros de un tiro, te vas acostumbrando a estar en el ahora para ser consciente de las quejas.

Para ir practicando el vivir el presente aquí encontrarás 3 consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Y para poner la guinda al pastel, al finalizar el día agradece.

La gratitud es una expresión de abundancia.

Agradece que las quejas no forman parte de tu vida, ahora eres capaz de ver las situaciones desde otra perspectiva y esto hace que te sientas empoderada.

Además la práctica de la gratitud aporta beneficios como:

  • Mejorar el sistema inmunológico
  • Liberar dopamina que es la hormona de placer
  • Mejorar la calidad del sueño
  • Reducir el estrés
  • Reducir la depresión
  • Sintonizar con la abundancia que hay en tu vida

Empieza hoy mismo a transformar tu vida poniendo en practica el vivir el presente, sin quejas y agradeciendo.

¡Dale al play y empieza a practicar!

;

Si no quieres perderte ninguno de mis vídeos suscríbete a mi canal de youtube.