¿Alguna vez te has dado un atracón o has sentido una terrible necesidad de dulce?.

Me imagino que si eres como la mayor parte de los mortales la respuesta es Sí.

Además cuando estas en alguna de esas dos situaciones es una sensación que viene de dentro y parece que no hay forma de acallarla.

Es impulsivo.

La verdad es que si se puede acallar de otra manera que siguiendo el impulso, pero para ello requiere que te pares y observes que es lo que esta detrás de esa necesidad visceral por la comida.

Te cuento esto porque aquí es donde en muchas ocasiones entran en juego los alimentos primarios.

Estos alimentos son los que nutren tu vida y tu alma e influyen en las elecciones que realizas con lo que comes. Me estoy refiendo a tus relaciones, a tu trabajo, a la cantidad de actividad física que realizas, a tu espiritualidad, …

Como ves no tienen nada que ver con la comida aunque curiosamente solemos recurrir a ella para cubrir sus carencias.

Cuando estas descontenta en el trabajo por ejemplo, esto puede llegar a crearte ansiedad y esa ansiedad la camuflas con dulce o con algún atracón. Lo mismo puede suceder si tienes algún problema con tu pareja, familia, amiga, …

En estos casos quizás sientas tristeza, enfado o soledad. La verdad es que da igual, porque no nos paramos a ver que sucede, sea lo que sea solemos recurrir a la comida.

Parece como si la comida fuese nuestro salvavidas.

Aunque lo triste es que es un salvavidas efímero, porque a la vuelta de la esquina volvemos a sentirnos igual o peor.

Esta es la razón por la que veo que la comida llega a ser un síntoma y lo que hay que ver es qué produce ese síntoma.

Y aquí es donde entran los alimentos primarios.

Te animo a hacer el ejercicio del círculo de la vida para que veas cómo están tus alimentos primarios. Se trata de encontrar el equilibrio en todas las áreas de tu vida y de esta manera todo fluye.

Y una de esas áreas es el trabajo.

¿Cuántas personas conoces que amen su trabajo?.

¿Y tú, amas tu trabajo?.

Si no es así, esto no significa que tengas que mandarlo todo al garete y empezar algo diferente. Por eso he querido hacerle una entrevista a Bienvenida Morote para que veas que es posible amar tu trabajo.

Espero que te guste y te aporte algo nuevo.

 



Bienvenida ha lanzado la segunda edición de su programa “Descubre tu talento para reinventarte” que comienza el próximo 28 de septiembre.

Aquí encontrarás más información.