Nuestro cuerpo se oxida a cada minuto.

El simple hecho de respirar nos oxida, lo bueno es que nuestro cuerpo tiene sus propios mecanismos para combatir a los radicales libres.

¿Qué son los radicales libres?

Los radicales libres son compuestos químicos muy inestables y reactivos que tienen un electrón desemparejado en su órbita.

Imagínate un coche de 4 plazas, en el que sólo 3 están ocupadas. Para estar en equilibrio necesita tener todas las plazas completas, así que lo que hace es ir en busca del cuarto pasajero.

En este proceso de búsqueda reacciona con muchos de los componentes que se va encontrando pudiendo alterar su funcionamiento normal.

Los radicales libres son como el coche, quieren tener emparejados a sus electrones y para ello interactúan con proteínas, lípidos y ADN robándoles un electrón y modificando su funcionamiento.

Esto puede dar lugar a otros productos inestables y que se inicie una reacción en cadena.

Fuentes externas que producen radicales libres:

  • Luz solar
  • Radiación ultravioleta
  • Humo del tabaco
  • Metales pesados
  • Contaminantes ambientales
  • Estrés, …

Aunque el cuerpo tiene sus recursos para neutralizar a los radicales libres cuando se producen en exceso necesitamos ayudarle a eliminarlos.

Así que si quieres mantenerte sana y joven tienes que introducir en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes.

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son sustancias que previenen el daño producido por los radicales libres mediante la eliminación de los mismos.

Muchos de los antioxidantes se encuentran en frutas y verduras.

De hecho una dieta rica en estos alimentos se asocia con un menor riesgo de cáncer, enfermedades cardíacas y enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento.

Además los antioxidantes ayudan a mantener el equilibrio de la microbiota intestinal y a su vez las bacterias del intestino mejoran la absorción de estos compuestos.

Por eso no deberían de faltar en tu dieta.

¿Cuáles son los principales antioxidantes?

  • Vitamina E: actúa en la membrana de las células.
  • Vitamina C: protege a los lípidos de la sangre de los radicales libres.
  • Betacarotenos: es la provitamina A, que al ser transformada en vitamina A protege a la epidermis de las agresiones solares.
  • Flavonoides: fortalecen los vasos sanguíneos.

¿Dónde se encuentran estos antioxidantes?

  • Frutas: fresas, moras, arándanos, papaya, granada, naranjas, uvas, …
  • Verduras: tomate, brócoli, calabaza, ajo, zanahoria, remolacha, pepino, lombarda, …
  • frutos secos y semillas: nueces, almendras, anacardos, semillas de chía, pepitas de girasol, …
  • Cacao
  • Té verde
  • Huevos
  • Aceite de oliva virgen extra

No te olvides de introducir en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes y para que te resulte fácil te propongo algunas ideas:

¿Te animas a probar estas recetas?.

Si no quieres perderte ninguno de mis vídeos suscríbete a mi canal de youtube.