La respiración es uno de nuestros recursos más infravalorados, tanto es así que ni siquiera somos conscientes de ella.

Respiramos automáticamente sin percibir el efecto que tiene en nuestro cuerpo. De hecho si prestásemos atención veríamos cómo la respiración varía con nuestras estado de ánimo.

Fíjate si es importante que a través de la respiración puedes mejorar tu concentración, tus emociones, tu salud y hasta aumentar la energía.

¿Alguna vez has observado tu respiración y has sentido la inhalación y la exhalación?.

En Kundalini yoga se recurre a una gran variedad de ejercicios respiratorios para llegar a tener energía vital.

Una de las respiraciones que se utiliza en muchos de los ejercicios es la respiración de fuego.

Este tipo de respiración ayuda a mantenerse firme en las posturas que requieren de mayor esfuerzo. Es una respiración rítmica y rápida (2-3 respiraciones por minuto) que se enfoca en el punto del ombligo, no hay movimiento de la caja torácica.

Con este tipo de respiración se realiza un movimiento del diafragma de manera que se produce un masaje en los órganos internos con efecto purificador.

Estos algunos de los beneficios:

  • Elimina toxinas de la sangre
  • Expande la capacidad pulmonar
  • Activa el cerebro aportando mayor cantidad de oxigeno
  • Refuerza el sistema nervioso
  • Masajea los órganos internos
  • Al practicarlo junto a un ejercicio acorta el tiempo para alcanzar el efecto deseado

La respiración de fuego esta contraindicada durante el embarazo y los primeros días de la menstruación.

¡Dale al play y empieza a practicar!

Si no quieres perderte ninguno de mis vídeos suscríbete a mi canal de youtube.